Espacio Familiar /Haurtzaroa

2020-09-25T10:36:41+00:00

Desde Kokomo hemos creado un espacio dirigido a familias con niños y niñas a partir de los 3 meses hasta los 3 años acompañados/as de una persona adulta de referencia (ama, aita, amama, aitite o cuidadores).

Destinado a familias que por su situación familiar o laboral pueden y quieren atender a menores desde los 3 meses hasta los 3 años, y necesitan un espacio donde relacionarse con otras familias y, de esta manera, vivir la maternidad/ paternidad de los/las hijos/as, compartiendo y sintiéndose acompañados.

Este espacio se crea para:

  • Reforzar el papel de la familia como primera educadora. La familia es el lugar privilegiado en el que los niños y las niñas aprenden los principios y valores que guiarán su vida.
  • Apoyar en los primeros años en la educación de la infancia.
  • Dotar a las familias de las herramientas adecuadas y necesarias para favorecer la crianza respetuosa.
  • Que las niñas y los niños de estas edades aprendan a estar con otros/as niños/as jugando en un espacio sin peligros.
  • Que las familias puedan jugar con las niñas y los niños y ver sus progresos.
  • Que puedan compartir la experiencia de educar, sus dudas y dificultades, con otras familias y con el profesional que los acompañará.

Nuestro programa:

Acogeremos a las familias que asistirán dos veces por semana, en sesiones de una hora y media en grupos de 8/10 familias.

Martes y jueves de 10h a 11:30h

Ciclo anual. Curso 20-21                                            

Cada sesión se organiza en dos momentos diferenciados.

• Un primer momento de actividad conjunta entre niños y adultos, con propuestas de juego y de materiales diversificadas y pensadas con intencionalidad educativa, sirve para compartir descubrimientos, vivencias, progresos. Es un momento idóneo que permite a los adultos observar y estar atentos a la acción de los pequeños.

• En una segunda parte de la sesión, se organiza la tertulia. Las familias se reúnen con un profesional de la psicología y experta en educación infantil, mientras los niños prosiguen su actividad de juego. En este momento de encuentro, las familias comparten su experiencia de crianza y educación de sus hijos e hijas.

Conclusión:

Los espacios familiares, cuentan con una larga trayectoria experiencial y vivencial como modelo de acompañamiento en los procesos madurativos y de desarrollo del niño y la niña.

Existe una amplia documentación y estudios científicos publicados que avalan los beneficios y eficacia de este modelo educativo.

Actividad dirigida por:

Isabel Chacón Maestre

Leticia Valcárcel Rodríguez